Me resistía a ver la nueva serie de Netflix: Emily en Paris. Había leído varias reseñas, muy contradictorias, y para ser una persona que ha vivido en la ciudad de la luz, no quería llevarme un auténtico chasco.

Sin embargo, hace unas semanas leí en La Vanguardia un artículo sobre Emily in Paris en el que decía había traído grandes dolores de cabeza a los franceses que se quejaban del reflejo de su sociedad que se había hecho en dicha serie, creada por Darren Star, está muy alejada de la realidad. Así que no quería oír ni leer nada más y ver de una vez la serie.

Os pongo en situación. Viví en París un año y medio entre 2014 y 2016, donde trabajaba para una marca de moda de lujo y no fue una experiencia muy agradable. Era la primera vez que vivía fuera de la casa de mi madre y además fuera de España.

Durante ese tiempo viví en el típico estudio parisino que media poco más de 14m2 en Le Marais. Sin embargo, a diferencia de otros estudios que suelen estar situados en el último piso, el mío estaba en un primer piso, era muy luminoso y tenía baño propio.

Basado en lo que viví en París y después de ver la serie, os puedo decir que los franceses no son así, en cambio los parisino son una historia a parte y Emily en Paris se acerca bastante a como realmente son: una sociedad cerrada y snob.

Os dejo a continuación algunos puntos entre la realidad de la sociedad parisina y Emily in Paris:

  1. La estilista de la serie era sin duda Patricia Field, que ya colaboró con Darren Star en la mítica serie de Sex and the City. Y como se puede apreciar, en ambas series la protagonista viste muy por encima de sus posibilidades. Los sueldos son mucho más altos que en España pero al igual que el nivel de vida por lo que ir por ahí vestida de arriba abajo de Chanel no es una opción y más para una chica que trabaja en una empresa de Marketing.

Gracias al numero de empresas de moda de lujo que hay en la ciudad, se celebran continuamente ventas privadas y no es raro ver por la calle a gente con bolsos de lujo pero no al nivel que vemos en Emily.

2. Cierto es… que si te mudas a París sin saber ni una palabra de francés lo vas a tener muy complicado. Ese era mi caso y desde el primer momento que me mudé a esa ciudad me esforcé por aprender el idioma porque allí nadie hará el esfuerzo de hablar contigo inglés aunque el nivel que tengan sea fluido.

Mis propios compañeros de trabajo me dejaban de lado por el simple hecho de no hablar francés. Allí el idioma lo es todo.

3. Cierto es… que es muy difícil que te despidan y más si tienes un contrato fijo o CDI como se llama allí. Yo he visto a gente hacer auténticas barbaridades en su puesto de trabajo que han sido motivo para un despido procedente y no pasar nada.

4. Cierto es… que en París el cliente nunca tiene la razón.

Justo antes de mudarme de vuelta a España fui a mi banco para cancelar la cuenta bancaria y transferir todo mi dinero a mi nueva cuenta española. Resulta que cometieron un error bastante grave y cuando volví para solucionarlo dijeron que había sido culpa mía diciendo que mi francés era muy pobre y que no me habían entendido bien. Es verdad que en ese momento mi nivel del idioma no era muy bueno pero es que hablé en ingles con el empleado que me hizo la gestión…

5. Cierto es… que la infidelidad es un deporte olímpico en París, pero en la serie parece que sea algo que solo hagan los hombres pero en realidad en una pareja es cosa de las dos partes y lo ven como algo medianamente natural. Aunque es cierto que no todos son así…

6. No es cierto que…los franceses sean clasistas. En la serie se muestra como la jefa de Emily, Sylvie está entusiasmada con un anuncio de un perfume que han creado en su agencia que tiene una temática muy machista. Entonces llega Emily desde Chicago para abrirle los ojos a todos que ese tipo de anuncios no se pueden hacer actualmente.

Por lo que pude conocer de ellos, la sociedad parisina es muy abierta y para nada machista. Muchas más que la americana…

7. No es muy cierto aunque no imposible… hacer amigos fácilmente y más si no conoces el idioma. Es muy raro que se te acerque gente para hablar y más si son de allí.

Yo en el tiempo que estuve viviendo en París, solo conocí a españoles que vivían allí.

Son muy cerrados y si no conoces el idioma es muy complicado pero en cuanto se abren y te incluyen en su círculo, son amigos muy leales.

8. No es cierto que… los franceses hablen entre ellos en ingles. En la serie, si la ves en versión original se ve como los compañeros de trabajo de Emily hablan en inglés entre ellos y no porque ella está en frente.

He mencionado demasiadas veces que el idioma es muy importante allí como para no decir nada más…

Creo que no me dejo nada pero antes de poner punto y final, deciros que la serie, a pesar de que me trajo muchos recuerdos, me pareció un poco insulsa aunque cumple su cometido en cuanto a que es una serie meramente entretenida. ¿Veré la segunda temporada (si se llega a hacer)? Posiblemente, y puede que escriba más puntos sobre la realidad de la sociedad parisina.

P.D: Más adelante os contaré como fue mi vida y mi trabajo en París, a modo de manual de supervivencia.

Escrito por:rolafuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s