Para quien lo lea,

Sé que llevo mucho sin publicar nada pero esta mañana me he levantado con muchas ganas de escribir, de compartir como estoy viviendo esta situación. Y que mejor sitio que este para poder hacerlo.

Como todos, seguro que hemos vivido días mejores y días peores. Es no es nada nuevo. Sin embargo, en lo que me está ayudando cada nuevo día es a volver de alguna forma a disfrutar de hobbies que hace mucho que no pensaba en ellos: volver a pintar, volver a escribir y volver a hacer collages.

Con este último es con el que estoy disfrutando más.

Os voy a contar una historia: Un día cuando tenía 16 años, mi madre decidió hacer limpieza de todas las revistas viejas que teníamos acumuladas. Algunas de ellas llevaban cogiendo polvo desde los 90.

La mayoría eran revistas de moda y de decoración.

En ese momento, no sé qué se me pasó por la cabeza pero empecé a arrancar alguna de sus páginas y a recortar alguna de sus imágenes para después guardarlas en una carpeta.

Al año siguiente, se me ocurrió dar vida a todo ese papel para decorar la carpeta que utilizaría en ese curso. Y así es como empezó todo.

No solo decoraba carpetas, sino hojas de cartulina o tablones de madera para crear composiciones eclécticas pero que mantenían cierta armonía.

Pasaron los años y poco a poco dejé de lado este curioso hobby. Ya no le echaba un ojo a las revistas para poder encontrar imágenes nuevas ya que todo estaba en internet hasta que llegó el 2020 y una gran pandemia no encerró en casa.

Sin saber que hacer y dando vueltas por mi pequeña casa, descubrí que tenía un montón de revistas viejas de las que por suerte aún no me había deshecho.

Totalmente de forma automática, me senté y empecé a recortar sus páginas más apetecibles. Pero había un problema. No contaba con parte de los materiales imprescindibles como pegamento en barra o cartulinas.

Tenía que pensar en otra forma de tranquilizar a mi voz interior que me pedía que me sentara y que hiciera un collage.

Entonces se me ocurrió algo. Llevo años recolectando imágenes de todo tipo a través de mi cuenta de Pinterest así que… ¿Por qué no utilizarlas y crear mis propios collages de una forma más virtual y con la ayuda del photoshop?

¡Dicho y hecho! Me senté delante del ordenador, como estoy haciendo ahora, y empecé a jugar con distintas composiciones. El primer resultado quería que reflejara como veía a La Cocotte Noire y que valores quería que tuviera este pequeño rincón que creé hace un año.

Y el resultado es el que veis arriba. Un mezcla de imágenes que para mí definen la idea de algo casero.

Y de esta forma termina mi relato, mi me mente se queda más tranquila y ya le puedo dedicar mi atención a otras cosas.

P.D: Nunca antes había escrito tanto y de una forma tan pública. Es algo bastante liberador.

Rocío.

Escrito por:rolafuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s